“Cuando (mi hija) no sabe algo, voy a YouTube”. Cómo las familias Hispanas/Latinas usan los medios para el aprendizaje.

by June Lee
February 19, 2015

view English

“Ajá, cuando (mi hija) no sabe algo, voy a YouTube. Veo un video y una vez que entiendo, entonces le enseño y le explico las cosas a ella”.

 

Aprendiendo en casaElena, mamá de Alicia (9 años), describe cómo obtiene información importante en internet para ayudar a Alicia con las fracciones. Alicia es de ascendencia ecuatoriana y vive en una casa abundante en medios, con televisiones, cable, reproductores de DVD, varios teléfonos inteligentes, una tableta, internet de alta velocidad y computadoras. La experiencia de esta familia se resalta en un reporte, de próxima publicación, titulado: Aprendiendo en Casa: Media as a Resource for Learning among Hispanic-Latino Families. (Los medios como recurso de aprendizaje entre familias Hispanas/Latinas).

 

Los Hispanos/Latinos son el grupo minoritario más cuantioso en Estados Unidos. Sin embargo, el mismo término “Hispano/Latino” incluye grupos de individuos de diversos orígenes y experiencias. La investigación sobre “Hispanos/Latinos” y otros grupos minoritarios adopta frecuentemente un enfoque limitado, poniéndolo a la par de la cultura blanca, establecida y dominante, en lugar de examinar el conocimiento y prácticas de estas familias como importantes por sí mismas. Este estudio surge de esa necesidad, así como del deseo de entender mejor el rol que los medios juegan en el aprendizaje de las familias Hispanas/Latinas, tomando en cuenta circunstancias únicas, como son el idioma (familias que sólo hablan español vs. aquellas que son bilingües y aquellas que sólo hablan inglés). El estudio, basado en una sobremuestra de familias Hispanas/Latinas de una encuesta nacional, examina las dimensiones del acceso; el uso de contenido educativo en distintas plataformas y la percepción de los padres sobre ese aprendizaje; el uso de medios para el aprendizaje (tanto entre padres como en hijos); y el uso significativo compartido entre padres e hijos (joint media engagement). Por lo tanto, además del ambiente mediático y uso de medios entre los niños, este estudio también considera las interacciones entre padres e hijos, cuyas implicaciones son importantes para la participación y el aprendizaje.

 

No nos sorprendió confirmar que las familias Hispanas/Latinas tienen diferentes niveles de acceso a los medios. Mientras algunas plataformas como televisión, cable y computadoras prevalecen, otros aparatos como tabletas, teléfonos inteligentes y lectores electrónicos o e-readers son menos recurrentes. Limitaciones en el acceso afectan el uso de medios para el aprendizaje, tanto en padres como en hijos. Los padres con menos acceso a herramientas digitales (internet de alta velocidad, tableta o teléfono inteligente) son menos propensos a usar el internet para su propio aprendizaje. El uso de la web para el aprendizaje, por parte de los adultos, también está relacionado con el uso que hacen los hijos de los medios educativos, subrayando las importantes relaciones entre acceso y uso de los medios educativos, tanto por parte de  los padres como de los hijos.

 

En su mayoría, los padres sienten que sus hijos han aprendido de los medios educativos, pero el grado de percepción del aprendizaje varía por tema y por plataforma. Entre la variedad de plataformas, es a través de la televisión donde los niños tienen más acceso a contenido educativo. Los padres tienden a sentir que sus hijos/as ha aprendido inglés y lectura usando medios educativos. Además de reconocer la importancia de contenidos educativos, la encuesta también se centra en las dinámicas que suceden durante y después de usar los medios–uso significativo en conjunto (joint media engagement), y las importantes conversaciones y actividades que los medios educativos pueden generar. Este estudio halló que los contenidos educativos son detonadores para el diálogo, juego imaginativo y formulación de preguntas independientemente del idioma hablado en casa. Las familias bilingües y aquellas que sólo hablan español fueron especialmente propensas a decir que, después de usar los medios educativos, sus hijos/as les enseñaron algo que no sabían.

 

Concluímos el reporte con una serie de recomendaciones para diseñadores de medios, expertos e investigadores con la esperanza de que esta investigación se traduzca en conocimiento concreto y factible para padres y aquellas personas involucradas en las vidas de familias Hispanas/Latinas, sean ellos educadores y expertos, o diseñadores creadores de contenido valioso para los jóvenes usuarios. Estas recomendaciones incluyen la importancia de proveer recursos no digitales y recursos en español; adoptar un enfoque intergeneracional en el diseño de medios que considere a los niños, papás y quizás abuelos en la experiencia mediática; y crear medios que catalicen conversaciones e interacciones entre niños y papás. También damos sugerencias para una agenda de investigación que profundice en estos hallazgos. En un momento en que  la oferta de medios crece a un ritmo acelerado, compitiendo por la atención y tiempo de los niños, es especialmente importante tener en mente las necesidades únicas de diferentes audiencias, incluyendo aquellas propias de las familias Hispanas/Latinas.

Uno de los aspectos que más me gusta de este reporte es que reconoce el trabajo de investigación cualitativa de colegas del proyecto de Medios y Familias [Families and Media (FAM) Project], ya que los estudios de caso están basados en información etnográfica del noroeste de Estados Unidos y California e ilustran importantes prácticas e interacciones descritas en los resultados de la encuesta. Además, el reporte está enriquecido con viñetas que dan vida a las interacciones como las de Elena y Alicia. Dicha mezcla de enfoques cualitativo y cuantitativo es relativamente poco común en este campo, particularmente porque está relacionada con poblaciones de cultura no mayoritaria. Los colegas del Consejo Aprendiendo Juntos (AJC) también proveyeron invaluables aportes al reporte. Así, tanto el proyecto FAM como AJC encarnan la cercana colaboración entre disciplinas y metodologías; esto ha demostrado ser increíblemente  fructífero en la construcción de conocimiento en esta área. También ha permitido buenas oportunidades (¡además de divertidas!) para aprender el uno del otro, unidos por nuestro interés común en entender y crear experiencias mediáticas significativas para niños y familias.

 

*En el original, el término Hispano/Latino y sus acepciones aparecen como Hispanic-Latino .

 view English